Creemos en la belleza natural de las cosas hechas una a una, y tenemos un compromiso firme en el esfuerzo extra que esto implica.
Somos un negocio familiar, ambos nos formamos en diseño y patronaje de ropa y accesorios y todo lo que ves lo hacemos en nuestro pequeño taller.

 

Nuestro diseño es atemporal, nos gusta lo que nos gusta y es lo que intentamos plasmar, buscando que las piezas sean especiales por sus líneas y por los materiales.

 

 

Buscamos a conciencia esa tela, esa piel o ese broche que pensamos el artículo necesita porque creemos que lo merece, nadando contra corriente a veces, buscando proveedores eticamente comprometidos y que se puedan adaptar a las necesidades de un negocio pequeño.

Creemos que es viable una forma de producir más sostenible.

Siempre nos ha gustado crear cosas con nuestras manos pero lo hacíamos para nuestro uso, nuestra casa, nuestros amigos y familiares … hasta que decidimos que esto fuera nuestro modo de vida, junto con nuestra hija somos las seis manos que hay detrás de esta marca.

 

Estamos inmensamente agradecidos a todos los que nos apoyan local e internacionalmente.